sábado, 30 de agosto de 2008

NO A LA VIOLENCIA



Nos unimos al llamado por la paz y el alto a la violencia


Merecemos vivir con seguridad

martes, 26 de agosto de 2008

Proyecto de Vida


Todo fluye muy bien, ante la falta de oportunidades hemos decidido crearlas nosotros. Nuestro proyecto ya nació, está en fase de planeación, pero estoy segura que lograremos lo que nos hemos propuesto. Gracias amor por acompañarme en este sueño, por compartir este camino y sobre todo por querer emprender el vuelo conmigo, por ser mi compañero de lucha y de vida. Te amo!!!

lunes, 25 de agosto de 2008

Una vez más


Salí avante de las intrigas, indudablemente Dios está conmigo, me siento protegida

domingo, 24 de agosto de 2008

Bendiciones


Para quienes nos han deseado mal, Dios está con nosotros, lo sé, lo siento y LO CREO y sé que saldremos adelante, las pruebas son duras, pero el amor es grande y la confianza en ÈL es total, sólo en ÉL

sábado, 16 de agosto de 2008

Romería de la Virgen de la Asunción


Como cada año, desde hace 53, Aguascalientes, o mejor dicho, los católicos de esta diócesis, están de fiesta para celebrar a la Virgen de la Asunción.

Del 1 al 15 de agosto se realizan peregrinaciones de fieles de las más de cien parroquias que pertenecen a la diócesis, llegan hasta Catedral, dos diarias, para asistir a misa y refrendar su fe.

El día 15 por la noche se lleva a cabo la Romería de la Asunción, que es un desfile por las principales calles de la ciudad en donde participan carros alegóricos (este años fueron 26), comparsas (grupos musicales, religiosos, matlachines, etc.) para celebrar a la Virgen que es, para los creyentes católicos, la patrona de Aguascalientes.

Esta Romería es la máxima fiesta religiosa del estado y comunidades que pertenecen a Jalisco y Zacatecas pero que forman parte de la diócesis, en cuestiones religiosas es diferente a la territorial.

En fin que el día 15 las principales avenidas y calles de Aguascalientes estuvieron de fiesta, miles de católicos esperaron por horas (más de cinco) el paso de la Romería.

Llovió, como casi todos los años, pero la gente no se movió del lugar para ver pasar el desfile.

En esta ocasión el tema fue San Pablo y la mayoría de los carros estuvieron dedicados a él. Cabe destacar que los carros alegóricos son realizados por decenas de personas que trabajan afanosamente por semanas y a veces hasta meses para llevarlos a cabo.

La recompensa son los aplausos de la gente al paso por las calles.

Este año la Romería terminó de madrugada, pero eso no importó, la gente se quedó hasta el final para disfrutar de esta fiesta, que es una tradición muy arraigada entre los aguascalentenses que profesan la fe católica, y es que además de la música, es una auténtica fiesta llena de color por los globos y los atuendos que portan las comparsas, además el confetti y los papeles de colores que "tiran" al paso del carro "triunfal", que es donde va la Virgen.

Aquí dejo unas fotos para ilustrar mejor esta fiesta que cada año llena de alegría a los aguascalentenses.

jueves, 14 de agosto de 2008

lunes, 11 de agosto de 2008

¡Qué Rico!


Soy adicta a los frapuccinos. Y es que con el calor que hace, nada mejor que un café frapuccino para refrescarse. Para no tener problemas de insomnio lo prefiero descafeinado. El lugar donde los compro los preparan deliciosos, sin tanto chocolate, que le da un sabor muy diferente. Nada mejor que esta bebida para calmar la sed y empezar mi jornada laboral.
Y esque hay días que el calor me trae adormilada, aflojerada y con un frapuccino despierto y me pongo activa, en serio que esto de lo mejor de lo mejor para mí.
En estos días he andado bastante ocupada organizando todo para la fiesta que le voy a organizar a mi esposo, será algo sencillo, pero quiero que sea muy bonito.
Será su primer cumpleaños a mi lado y quiero que sea inolvidable, sólo será con unos cuantos amigos y familia, íntimo, pero lleno de amor.
Hoy fue un día de lo más relajado, el fin de semana también, así que eso ha ayudado a que las cosas estén saliendo de lo mejor y eso me pone de muy buen humor, porque de lo contrario me voy a llenar de estrés y voy a andar a las carreras, faltan casi dos semanas para el cumpleaños, asi que vamos en tiempo.
Mi esposo sigue en busca de trabajo, hoy tuvo una entrevista en donde hay muchas posibilidades, ojalá que sea la buena...

sábado, 9 de agosto de 2008

Indignante


Me encuentro con una noticia que llama mi atención por su título:

EL INFIERNO DE UNA PARTURIENTA

Y mi indignación fue mayúscula cuando leí el contenido: Esta nota de Marta Lamas que publica Proceso es aberrante, indignante, insoportable. Es el caso de una mujer mexicana, inmigrante indocumentada, que fue detenida por un sargento estadounidense, de esos que creen tener la verdad absoluta y que son algo muy cerca de las bestias (con perdón de éstas) por su falta de sentimientos.
Juana iba manejando la camioneta de su esposo, estaba embarazada, casi a punto de dar a luz e iba acompañada de sus tres hijos.
Mientras conducía entró en labor de parto, pero tuvo la desgracia de encontrarse con el “guardián de la autoridad” y empezó su calvario.
Timothy Ray Coleman es el nombre del inhumano sargento la detuvo, la arrestó por no tener licencia de conducir, una infracción que suele resolverse con una multa. Pero por la “política de seguridad” estadunidense, a ciertas policías les han otorgado facultades migratorias, y el sargento, sin duda cegado por “su alto sentido del deber” (xenofobia mejor dicho), se la llevó a la cárcel, eso sí, sin jamás informarle de su derecho a realizar una llamada al consulado mexicano.
Juana Villegas fue recluida casi 48 horas, hasta que se le rompió la fuente. Entonces la llevaron a un hospital, donde permaneció atada de una mano y un pie a la cama y custodiada en todo momento por dos agentes. A la hora del parto, el médico pidió a los agentes soltarla y salir del cuarto, pero éstos, cumpliendo estrictamente órdenes (no fuera a ser que ella huyera, aprovechando la cómoda ocasión), sólo se pusieron de espaldas. Después del parto, Juana Villegas no pudo darle el pecho al niño, su cuarto hijo, pues la regresaron a la cárcel. Ahí pidió un tiraleche para poder alimentar al bebé, y se lo negaron.
“A nadie, en las condiciones de salud que presentaba Juana cuando fue detenida, se le puede tratar de forma tan inhumana, tuviera o no papeles para estar legalmente en el país”, dijo su abogado Elliot Ozment. “La han tratado peor de lo que la gente en Nashville trata a sus perros”. Bueno, lo que pasa es que los perros sí son estadounidenses.
Mientras tanto, el sheriff Darron Hall asegura que se actuó como “lo dicta el procedimiento”. Una versión moderna del “yo sólo cumplí órdenes”. Por lo pronto, habría que comprobar si “el procedimiento” especifica qué hacer con una parturienta y con una criatura recién nacida en territorio de Estados Unidos. ¿Qué nacionalidad tiene ese bebé?
Mientras Juana Villegas se prepara para un complejo proceso judicial que se inicia este lunes, organizaciones feministas y de derechos humanos emprenden una campaña de protesta por el trato que sufrió. Más allá del estupor y la indignación que provoca el maltrato a una mujer a punto de dar a luz, y luego recién parida, lo que el caso ilustra con crudeza es la actitud del gobierno estadunidense hacia nuestros compatriotas. En un estado de derecho –porque eso es lo que se supone que es Estados Unidos– se debe, ante todo, respetar los derechos humanos, no importa que se trate de un inmigrante ilegal.
Juana Villegas es madre de cuatro niños nacidos en Estados Unidos. Ella, como tantos otros migrantes mexicanos, ha hecho su vida bajo condiciones previamente existentes y heredadas, y no libremente elegidas. Comprender esas circunstancias, que no dependen de su voluntad, es una de las primeras tareas que deberían emprender nuestros arrogantes vecinos para encontrar una solución justa y humanitaria.
La política estadounidense contra los inmigrantes cierra los ojos frente a su propia necesidad de mano de obra buena y barata, y abusa de la vulnerabilidad en que coloca a los migrantes. Quienes se quejan de la invasión mexicana están ciegos frente a la oferta laboral estadunidense: si no existiera esa oferta, no habría tanta migración. Pero nada de eso toman en cuenta las autoridades de la Unión Americana, ni reconocen cuánto ha contribuido la migración procedente de México a mejorar las condiciones de la vida material de millones de estadounidenses.
Alguien piensa de verdad que deteniendo así a una mujer, asustando a sus chiquitos, impidiendo que el recién nacido sea amamantado, se van a modificar las condiciones que hacen posible el flujo migratorio? Si atendemos los hechos, ¿era necesaria tan brutal arbitrariedad? Porque, incluso si aceptáramos por un momento que fue un delito de Juana estar de ilegal, la policía de Estados Unidos no tiene derecho a tratarla de la manera en que lo hizo, ni tiene derecho de privar a la criatura de estar con su madre y de alimentarse del seno materno. ¿Se imaginan el escándalo que hubiera hecho el gobierno de Estados Unidos si a una ciudadana estadunidense, detenida por algún delito, se le hubiera tratado así en nuestro país?
La “política de seguridad” de Estados Unidos ha hecho de los inmigrantes mexicanos (y latinoamericanos) chivos expiatorios de un sistema que se cuartea por todos lados. La sociedad estadunidense deberá reflexionar si vale la pena que el precio a pagar por incrementar el control migratorio sea la deshumanización de sus gobernantes, funcionarios y policías. Por lo pronto, lo que me llena de curiosidad es qué va a hacer ahora nuestro gobierno… Y lo peor, más preocupante aún es que miles de compatriotas se ven en la necesidad de emigrar a ese país donde se pisotean sus derechos humanos en busca de una mejor vida, misma que se les niega en México. Todo esto es de verdad INDIGNANTE.

viernes, 8 de agosto de 2008

Es la Historia de un Amor


El amor llegó a mi vida de manera insperada y en un momento en que yo ni lo buscaba y mucho menos lo esperaba. En ese tiempo estaba yo saliendo de una profunda y larga decepción amorosa y estaba convencida que una pareja era lo que menos necesitaba.
Tenía planes y proyectos a corto y largo plazo, pero sola, así me visualizaba: sola y feliz por fin de deshacerme de los fantasmas del pasado que tanto daño me causaron.
Fue por una "amiga" (personaje que merece un post aparte y que en su momento escribiré) quien me animaba a que ampliara mis horizontes y me relacionara con alguien.
Fue tanta su insistencia que hasta buscó entre sus conocidos a alguien que, según ella, fuera lo mejor para mi. Durate meses me estuvo insistiendo en que aceptara que me conectara con uno de estos amigos.
Cabe destacar que esta (ex) "amiga" a la que llamaremos M vive lejos de mi ciudad, a mas de dos mil kilómetros, pero fue alguien importante para mí, en quien confiaba y a quien consideré por mucho tiempo mi mejor amiga, por eso le aguantaba tanta insistencia para presentarme a alguien.
Un día me desperté pensando ¿por qué no conocer más gente?, pero tuve que salir rápido de casa, mi papá tenía una cita médica y lo acompañé.
Mientras esperaba a que mi papá saliera del consultorio le mandé un msm a M y le dije que estaba bien, que aceptaba conocer a su amigo, pero como eso, sólo como amigo, total, la comunicación iba a ser vía internet.
Ella aceptó encantada de la vida ponernos en contacto a su amigo y a mi. Unos días después recibí un mail del hombre con el que ahora comparto mi vida.
Desde el principio fue muy tierno, diferente, amable... pero sobre todo sincero, algo que para mi es muy valioso y que fue una de las cosas que más me cautivó.
Aunmque al principio me porté con reserva, las semanas fueron pasando con intercambios de mails diario, de pronto, un día, me di cuenta que si no tenía correo de él me sentía mal, rara, que lo extrañaba.
Uy, fue como balde de agua helada. No podía creer que me estuviera pasando algo así. No sabía que de aquel lado las cosas estaban más o menos igual, jajaja.
Fue a principios de enero cuando decidimos ser novios, unos novios cibernéticos y telefónicos, algo en lo que yo no creía, pero ni ahora me explico cómo, acepté esa relación.
En febrero tuve vacaciones, y claro, pretextando visitar a mi "amiga" ahi voy hasta allá en un viaje de más de dos mil kilómetros, llena de miedos porque no sabía si la persona que conocía a través de mails y llamadas telefónicas iba a ser tan maravillosa en vivo y en directo.
Me esperaban él y mi "amiga" en el aeropuerto, nos vimos y fue un momento cargado de emoción y nerviosismo. Llegamos al lugar donde me hospedaría, digo si lo iba a conocer no podìa quedarme en casa de aquella mujer a la que consideraba mi amiga porque vive con su familia y sería algo incómodo para todos.
De ahí nos fuimos a comer y todo fue fluyendo maravilloso. Fueron días muy divertidos, aunque con una que otra decepción cuando me di cuenta que la amiga que yo creía tener no era tal, pero a pesar de eso me divertí como nunca... y me enamoré.
A mi regreso, aunque venía con la promesa de que lo ibamos a intentar, me sentía extraña, vacía, triste... ¡lo quería a mi lado!
Fueron semanas difíciles posteriores a mi llegada, y aunque hablábamos casi a diario no era lo mismo, pensé que las cosas se "enfriarían" y que la distancia terminaría por separarnos.
Por esos días me avisan de mi trabajo que tendría que ir a Zacatecas a las oficinas de allá por varias semanas. Uy sentí que se abría el cielo: una oportunidad de oro para estar con mi amor.
Le llamé, le dije que podriamos estar unas semanas juntos otra vez si se animaba a venir a Zacatecas, luego de ver fechas y demás por su trabajo, aceptó.
El llegaría una semana después que yo y se iría una antes que yo, pero no importaba compartiriamos 17 días juntos.
Ahí pasó de todo, desde nuestro primer pleito hasta la propuesta de hacer una vida juntos y de él dejar su vida en su ciudad y venir conmigo a la mía.
A su regreso sentí que se me partía el corazón, al irse me dijo que me quería y que deseaba hacer una vida conmigo.
Sin embargo, nuevamente la distancia era a lo que temía fuera a acabar con esa relación, fueron meses de incertidumbre de parte mía y seguridad de parte de él. Sorteamos todos los obstáculos y acordamos que en febrero de este año nos reencontraríamos para ya no separnos más.
Volví a ir a su ciudad, era importante para èl que conociera a su familia, formalizar las cosas. De hecho me propuso que nos casáramos por lo civil allá, pero luego no se pudo por una serie de circunstancias en las que tuvo mucho que ver mi "amiga".
Esas vacaciones fueron una catástrofe con esa mujer que nos presentó y que al final nos quiso separar, pero una delicia con su familia. Sus padres y hermanos me recibieron muy bien, sin embargo no pudimos regresar juntos, él tenía asuntos que atender, cosas que finiquitar y cambiamos su boleto para 15 días después.
Volví a mi ciudad, pero esta vez mucho más tranquila y con la felicidad de saber que la historia, nuestra historia de amor no tendría un final feliz, sino que apenas comenzaba, pero sí, yo era y soy muy feliz

jueves, 7 de agosto de 2008

A Seguir Esperando


Un mes mas... y nada. Seguiremos esperando a que quiera llegar el bebé a nuestras vidas. Sabemos que cuando sea el momento adecuado vendrá, y lo recibiremos con todo el amor que tenemos para él o ella

lunes, 4 de agosto de 2008

Mi Fuerza


El me da la fuerza espiritual y el consuelo para seguir adelante. Confío plenamente en que en algún momento llegará la felicidad de convertirme en madre